ALBÓNDIGAS DE LENTEJAS VERDES Y BERENJENAS CON SALSA DE TOMATE CRUDO


de Daniela

ALBÓNDIGAS DE LENTEJAS VERDES Y BERENJENAS CON SALSA DE TOMATE CRUDO

(para 4 personas)

INGREDIENTES

  • 250 g de lentejas verdes
  • 1 berenjena
  • 50 g de queso parmesano
  • 1 ramita de albahaca
  • 2 ramitas de romero
  • 1 diente de ajo
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra
  • Sal

INGREDIENTES PARA LA SALSA DE TOMATE CRUDO

  • 4 tomates bien maduros
  • 1 cebolla roja
  • 1 ramita de albahaca
  • 1 cucharadita de harissa
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra
  • Sal

PREPARACIÓN

  1. Primero, lavar bien con agua del grifo las lentejas, seguidamente cocerlas en abundante agua con una hoja de laurel durante 40 minutos, asegurándose de añadir sal solo al final de la cocción.
  2. Cortar la berenjena en rebanadas y marcarlas en una plancha antiadherente sin añadir ningún condimento.
  3. En el vaso de una batidora echar las lentejas hervidas, la berenjena en trocitos, la albahaca, el queso parmesano rallado y el diente de ajo. Batir hasta amalgamar todos los ingredientes. Añadir el pan rallado poco a la vez hasta obtener una consistencia bastante firme y que se pueda trabajar. Entonces formar albóndigas no demasiado grandes y pasarlas por el pan rallado.
  4. Cocer las albóndigas en el horno a 180° con un hilo de aceite y unas ramitas de romero durante 20 minutos.
  5. Mientras, preparar la salsa de tomate: lavar los tomates y marcarlos con el cuchillo formando una cruz en la parte opuesta al tallo, dejarlos cocer pocos minutos en agua hirviendo, escurrirlos y sumergirlos en el agua fría, con este procedimiento la cáscara se quitará sin problemas.
  6. Batir los tomates con una batidora de pie junto con la cebolla roja, la albahaca, la cucharada de harissa, la sal, la pimienta y el aceite de oliva virgen extra, hasta formar una crema densa y homogénea.
  7. Sacar las albóndigas del horno y servir con la salsa de tomate.

Hay platos que cuando los llevas a la mesa, la llenan de alegría y las albóndigas son uno de estos. Redondas, suaves y crujientes, se pueden preparar con muchísimos ingredientes diversos en base a la estación en la que estamos, y son excelentes también para reciclar las sobras, convirtiéndolas en un plato único e irresistible.

Estas albóndigas de lentejas y berenjenas son una manera alternativa y sana de comer legumbres y de cocer las berenjenas.

Una vez cocidas, sumergirlas en la salsa de tomate crudo ligeramente picante: las convertirá en un excelente entrante para las cenas en la terraza.

Daniela



Autora y fotógrafa del blog: www.smilebeautyandmore.com

Nací y crecí en Piemonte, entre las colinas del Monferrato, donde aún vivo y he decidido llevar a cabo mi pequeño proyecto de vida. Mi pasión por la cocina está muy relacionada con la familia: cada objeto, cada ingrediente debe tener su historia y su importancia. Mientras estás en la cocina cada gesto es un acto de amor hacia las personas que queremos. Me gusta comunicar con las imágenes. Creo que la fotografía es el mejor medio para amplificar la fantasía y el imaginario de un plato.

Otras recetas

Ver todas las recetas