CREMA DE ALUBIAS


Versión de Rossella

CREMA DE ALUBIAS

INGREDIENTES (PARA 4 PERSONAS)

  • 300 g de judías pintas orgánicas (en remojo la noche anterior)
  • 600 ml de caldo vegetal caliente
  • 1 diente de ajo
  • trocito de pimiento picante (facultativo)
  • 3-4 ramitas de romero
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal, pimienta
  • unas rebanadas de pan (se puede usar también rancio)
  • 6-8 hojas de col negra
  • 1 trozo de apio blanco (facultativo)

PREPARACIÓN

  1. Lavar y poner en remojo las judías al menos 12-15 horas antes, después lavarlas y cocerlas con agua, dejando hervir 50 minutos y añadiendo un poco de sal al final. Cuando estén blandas, sin dejar que se ablanden demasiado, escurrirlas y dejar aparte el agua.
  2. Picar bien finos el ajo y el romero, sofreírlos con un poco de aceite en una cacerola grande, añadiendo el pimiento picante si se quiere usar.
  1. Añadir las judías hervidas y una pizca de sal, dejar cocer algunos minutos mezclando con una cuchara de madera y por último añadir un poco del agua de cocción y parte del caldo, hasta que el líquido cubra las judías.
  2. Seguir cociendo otros 15-20 minutos, o hasta que se ablanden bien, añadiendo caldo si es necesario.
  3. Mientras, cortar las rebanadas de pan en cubitos y tostarlos ligeramente.
  4. Lavar, secar y cortar en listas de 2 - 3 cm las hojas de la col negra, verter un poco de aceite y condimentarlas con una pizca de sal, después ponerlas en el horno a 220 °C durante 3-5 minutos hasta que se vuelvan crujientes (prestando atención para que no se quemen).
  1. Por último, si se quiere usar, cortar el apio en listas pequeñas y freírlo en poco aceite.
  2. Quitar del fuego y batir con una batidora de pie, añadiendo caldo o agua de cocción de las judías, volver a colocar en el fuego otros dos minutos si es necesario y servir caliente, completando el plato con las chips de col negra, el apio frito, el pan tostado desmenuzado, un poco de aceite y un poco de pimienta, según su gusto.

Autora y fotógrafa del blog: rossellavenezia.com

Rosella es mitad de las Marcas y mitad de Lucania. Vive en Roma, pero viaja muy a menudo, por lo que siempre está maleta y cámara en mano. Es arquitecta, fotógrafa, autora, cocinera y tiene una especial vocación por el paisaje y el medio ambiente. Ama explorar las relaciones entre la comida y su tierra de origen, y preparar platos que le recuerdan su infancia y las muchas mujeres de su familia, que han contribuido a su amor por la cocina. Respeta mucho los ingredientes naturales y cree firmemente en el papel que tienen la cocina y las personas en la protección y la conservación del entorno en que vivimos. Tiene una pasión (no muy secreta) por la pastelería y por la panificación. Ama escribir (¡además de leer!), pero sobre todo, y desde niña, ama hablar. Comparte sus aventuras gastronómicas y no gastronómicas en su blog: Vaniglia, storie di cucina.