GALLETAS CON HARINA DE GUISANTES Y ALMENDRAS


de Daniela

GALLETAS CON HARINA DE GUISANTES Y ALMENDRAS

(para 25/30 galletas)

INGREDIENTES

  • 100 g de harina de farro
  • 50 g de harina de guisantes pelados de Alberta
  • 30 g de almendras
  • 80 g de azúcar de caña
  • 50 ml de aceite de maíz
  • 1 huevo
  • 1 limón orgánico
  • 1/2 cucharadita de levadura para postres
  • agua lo que sea necesario

PREPARACIÓN

  1. Usar un buen batidor para batir los guisantes y las almendras, hasta que la mezcla quede bien fina. Después, pasar las harinas por el tamiz para eliminar los posibles grumos. En un bol, unir las harinas obtenidas con la harina de farro, añadir 1/2 cucharadita de levadura, el azúcar, la cáscara rallada del limón y el aceite de semillas.
  2. Comenzar a amasar con las manos, y añadir el huevo. Si en esta fase la masa parece demasiado dura y poco maleable, añadir un poco de agua. Amasar hasta que toda la masa quede bien lisa y homogénea. Envolverla en la película y dejar reposar en el frigorífico durante 30 minutos.
  3. Cuando haya pasado este tiempo, extender la masa hasta obtener un espesor de 3/4 mm y formar las galletas usando el molde que más se prefiera. Colocarlas en una bandeja cubierta con el papel de horno. Ponerlas en el horno ya caliente a 180° durante 15/20 minutos. Las galletas se conservan muy bien en una caja de lata bien cerrada, incluso durante 15 días.

Pensar en preparar galletas con la harina de guisantes puede parecer extraño, pero una vez que se supera la sorpresa el resultado está garantizado y es muy satisfactorio.

Hacer la harina de guisantes en casa es muy simple, sobre todo con los guisantes pelados, porque ya no tienen la película, que es muy difícil de picar.

Lo único que hay que tener a disposición es un buen batidor y ya está.

Todos se quedan maravillados la primera vez que prueban estas galletas: ¡son crujientes y suaves y son excelentes para mojarlas en la leche por la mañana! Un modo sano y alternativo de usar los guisantes.

Daniela



Autora y fotógrafa del blog: www.smilebeautyandmore.com

Nací y crecí en Piemonte, entre las colinas del Monferrato, donde aún vivo y he decidido llevar a cabo mi pequeño proyecto de vida. Mi pasión por la cocina está muy relacionada con la familia: cada objeto, cada ingrediente debe tener su historia y su importancia. Mientras estás en la cocina cada gesto es un acto de amor hacia las personas que queremos. Me gusta comunicar con las imágenes. Creo que la fotografía es el mejor medio para amplificar la fantasía y el imaginario de un plato.