GALLETAS FOURRÉ DE ALUBIAS ROJAS E HIGOS


de Beatrice

GALLETAS FOURRÉ DE ALUBIAS ROJAS E HIGOS

(para 60 galletas)

INGREDIENTES

  • 80g de alubias rojas Amío ablandadas (30 g aproximadamente secas)
  • 200g de higos secos
  • 250g de mantequilla
  • 500g de harina
  • 100g de azúcar
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de levadura para postres
  • 2 pizcas de sal

PREPARACIÓN

  1. La noche antes de la preparación, poner en remojo las alubias rojas en agua fría durante 12 horas, después lavarlas con agua del grifo y ponerlas en una olla junto con medio litro de agua por cada 100 g de producto, dejar hervir antes de tapar y cocer a fuego lento durante 50/55 minutos, salando solo al final de la cocción con una cucharadita de sal gruesa, para que queden más suaves.
  2. Cortar en trozos grandes los higos secos y echarlos en la batidora junto a las alubias cocidas y la canela y batir hasta obtener una masa.
    Verter esta masa en una hoja de papel de horno, cubrir con otra hoja, y extender el rodillo hasta obtener un rectángulo de 25×12 y 5 mm de espesor. Poner en el frigorífico.
  3. Ahora preparar la masa para las galletas.
    En bol mezclar la harina, el azúcar, la sal y la levadura. Añadir la mantequilla en trozos y trabajar con la punta de los dedos, desmoronando la masa. Añadir 5/6 cucharadas de agua para obtener una masa fácil de trabajar y formar bolas, cubrir con una película y poner en el frigorífico durante 30 minutos aproximadamente.
  4. Entender la masa ya fría entre dos hojas de papel de horno hasta obtener un cuadrado, que después se debe dividir en bandas de 6 cm de ancho.
  5. Con la masa de alubias e higos realizar listas de 1 cm de ancho, que se deben colocar en el centro de cada banda de masa, después cerrar en forma de cartera dejando la unión en la parte inferior y presionar bien para sellar.
  6. Cortar galletas de alrededor de 3 cm y decorar la superficie con los dientes de un tenedor.
  7. Colocar las galletas en una bandeja cubierta con papel de horno y cocer a 180° durante 15 minutos aproximadamente.
  8. Dejar enfriar las galletas en una parrilla y cuando estén frías polvorear azúcar glas.

¿Alguna vez habías pensado en preparar galletas usando legumbres como ingredientes?
Las legumbres son tan versátiles, que se pueden usar en muchísimas preparaciones, incluso dulces.
Mientras preparaba estas galletas tenía mucha curiosidad en probarlas, no veía la hora de que se cocieran para saborearlas y saber si la combinación de ingredientes que había pensado podía funcionar...¡con mucha satisfacción puedo decir que sí!
El resultado me ha entusiasmado, son unas galletas muy buenas, con mucha aroma y sabor, donde la dulzura de los higos está sublimada por el sabor tenue de estas alubias rojas, que se prestan muy bien para protagonizar también recetas dulces.

Me encanta preparar las galletas, amasarlas, cortarlas y ver cómo cobran vida en el horno...cada vez que las hago estoy tan feliz que no puedo esperar a que se enfríen y siempre pruebo alguna cuando aún están calientes y humeantes.

Adoro el aroma de la mantequilla que invade la casa y saber que la mañana siguiente me espera un delicioso desayuno.

Me gustan las cocinas en las que se cocina de verdad, donde la harina siempre está como suspendida en el aire y el horno está siempre encendido.

Me encanta pensar que mi hijo siempre tendrá una buena merienda hecha en casa y las galletas de higos frescas para llevar a la escuela, y además me gustan las recetas simples y rápidas como esta, perfecta también para quien no tiene mucho tiempo para estar en la cocina.

Beatrice, Italiana, Francesa de corazón, autora del blog Crème de Cassis, escribo de comida y la fotografío.

Vegetariana desde hace mucho tiempo, extremadamente golosa, hablo de recetas sin carne, dejándome inspirar por ingredientes y culturas gastronómicas. Como buena vegetariana, las legumbres están en la base de mi alimentación, adoro cocerlas, comerlas y elogiar todas sus potencialidades. Cuando no estoy en la cocina o detrás del objetivo de la cámara, soy madre y educadora, y trato de combinar de la mejor manera la pasión y el trabajo.