RISOTTO DE CEBADA CON TOMATE Y CREMA DE MOZZARELLA (STRACCIATELLA) DE BÚFALA Y BERENJENAS FRITAS


de Rossella

RISOTTO DE CEBADA CON TOMATE Y CREMA DE MOZZARELLA (STRACCIATELLA) DE BÚFALA Y BERENJENAS FRITAS

INGREDIENTES (PARA 4 PERSONAS)

  • 200 g de cebada perlada orgánica Amío
  • 2 tallos de apio
  • 2 chalotas pequeñas
  • 2 dientes de ajo
  • 5-6 hojas de albahaca
  • 2 cucharaditas de pimentón ahumado
  • 1 trocito de pimiento picante fresco picado
  • 400 g de pulpa de tomate en conserva
  • 350 g de salsa de tomate
  • medio litro aprox. de caldo vegetal
  • 250 g de crema de mozzarella (stracciatella) de búfala
  • 2 berenjenas largas
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • sal gruesa
  • sal
  • aceite de freír

PREPARACIÓN

  1. Lavar y cortar las berenjenas en rebanadas finas y colocarlas en un colador, alternando las rebanadas de berenjena con la sal gruesa. Dejar reposar al menos una hora.
    Picar bien fino el apio, la chalota y los dientes de ajo y dorarlos en una cacerola amplia con un hilo de aceite de oliva virgen extra.
  1. Mientras, escurrir bien la cebada y añadirla al sofrito junto con el pimentón y el pimiento picante.
  2. Añadir el tomate y dos hojas de albahaca, entonces dejar hervir a fuego medio, bajar la llama y dejar hervir durante 30-45 minutos.
  3. Mezclar con frecuencia, añadiendo poco a poco y, si es necesario, el caldo caliente. Controlar y mezclar, sobre todo cuando la salsa comience a secarse, para evitar que se pegue al fondo de la cacerola. Solo al final, regular de sal si es necesario.
  4. Mientras, lavar bien y secar las berenjenas con un papel de cocina, entonces freírlas un poco a la vez en aceite hirviendo y al sacarlas, colocarlas en papel de cocina absorbente.
  5. Una vez que la cebada esté cocida (y la salsa se haya secado casi completamente) condimentarla con la crema de mozzarella (stracciatella) de búfala y las berenjenas fritas. Acabar con algunas hojas de albahaca y una gota de aceite.

Autora y fotógrafa del blog: rossellavenezia.com

Rosella es mitad de las Marcas y mitad de Lucania. Vive en Roma, pero viaja muy a menudo, por lo que siempre está maleta y cámara en mano. Es arquitecta, fotógrafa, autora, cocinera y tiene una especial vocación por el paisaje y el medio ambiente. Ama explorar las relaciones entre la comida y su tierra de origen, y preparar platos que le recuerdan su infancia y las muchas mujeres de su familia, que han contribuido a su amor por la cocina. Respeta mucho los ingredientes naturales y cree firmemente en el papel que tienen la cocina y las personas en la protección y la conservación del entorno en que vivimos. Tiene una pasión (no muy secreta) por la pastelería y por la panificación. Ama escribir (¡además de leer!), pero sobre todo, y desde niña, ama hablar. Comparte sus aventuras gastronómicas y no gastronómicas en su blog: Vaniglia, storie di cucina.