SARDINAS ASADAS CON MAYONESA DE JUDÍAS CANNELLINI


de Giulia

SARDINAS ASADAS CON MAYONESA DE JUDÍAS CANNELLINI

(para 4 personas)

INGREDIENTES

  • 100 g de judías cannellini secas
  • 1 ramita de romero
  • 1 diente de ajo
  • 30 g de Aceite de oliva virgen extra
  • Succo di 1/2 limón
  • Sal
  • Pimienta negra
  • 8 sardinas de alrededor de 60 g cada una
  • Sal gruesa

PREPARACIÓN

  1. Poner en remojo las judías cannellini al menos doce horas. Lavarlas y colocarlas en una olla con una ramita de romero, un diente de ajo y bastante agua fría. Dejar hervir y cocer durante dos horas aproximadamente, o hasta que se ablanden.
  2. Escurrir las judías cannellini y batirlas con la batidora de pie añadiendo el zumo de limón y el aceite de oliva lentamente. Regular de sal y pimienta. Conservar la mayonesa en el frigorífico hasta el momento del uso.
  3. Limpiar las sardinas quitando las escamas y las vísceras, para después lavarlas con agua del grifo. Polvorear sal gruesa en una bandeja de hierro fundido y cuando esté bien caliente, colocar encima las sardinas. Cocer dos minutos aproximadamente por lado, hasta que queden bien doradas. Servirlas calientes con la mayonesa de judías cannellini.

Durante muchos años pensé que comer pescado era costoso y que cocerlo podía ser muy complicado para una chica sin mucha experiencia en la cocina. Después me di cuenta de que nuestra tradición gastronómica, especialmente la de la costa, contiene muchas recetas hechas con pescado pobre, pescado azul, que se pesca en nuestro mar: caballas, sardinas, boquerones...ricos, fáciles de cocinar y sostenibles.
La forma más rápida de prepararlos es asados, con un poco de sal gruesa, que ayuda la cocción.

Para suavizar el sabor del pescado azul, que a veces es muy fuerte, se puede usar una salsa de acompañamiento. En este caso, en lugar de la clásica mayonesa, usaremos una mayonesa de judías cannellini. Las judías dan cuerpo y cremosidad a la salsa, mientras el zumo de limón regala esa nota áspera, que acompaña muy bien las sardinas asadas. Es tan rica que quisieras comértela incluso con pan tostado.

Nacida y crecida en Toscana, soy una food writer y una food photographer. Vivo en la campiña entre Siena y Florencia, donde imparto también cursos de cocina toscana para italianos y extranjeros. En 2017 se publicará mi quinto libro de cocina. Como buena toscana, las legumbres, sobre todo las alubias y los garbanzos, forman parte de mi cotidianidad y de mi tradición culinaria.

Me encuentras en mi blog www.julskitchen.com