TARTA SALADA CON LENTEJAS, ROMERO Y ZANAHORIAS SALTEADAS


Versión de Rossella

TARTA SALADA CON LENTEJAS, ROMERO Y ZANAHORIAS SALTEADAS

INGREDIENTES PARA LA TARTA

  • 260 g de harina de farro
  • 40 g de avellanas
  • 120 ml de agua fría
  • 60 g de aceite de oliva virgen extra
  • 4 ramitas de romero
  • 1 cucharadita de sal

INGREDIENTES PARA EL RELLENO

  • 200 g de Lentejas Orgánicas
  • 200 g de zanahorias
  • un tallo pequeño de apio
  • 60 g de avellanas
  • 100 g de queso de cabra fresco
  • sal y pimienta

PREPARACIÓN

  1. Picar bien finas las avellanas y el romero hasta reducirlos en harina, después mezclarlos con la harina de farro. En una tabla o en un robot de cocina, añadir el aceite de oliva virgen extra, la sal y el agua. Amasar bien hasta obtener una masa suave y elástica. Formar una bola, colocarla en el frigorífico envuelta en la película durante al menos 30 minutos.
  1. Lavar las lentejas con agua del grifo, cocerlas en un litro de agua durante 25 minutos, añadir la sal solo al final de la cocción.
  2. Mientras, preparar el relleno: calentar una cucharada de aceite en una olla antiadherente y sofreír el apio picado en pequeñas rebanadas finas durante pocos minutos. Añadir las lentejas cocidas, una pizca de sal y de pimienta. Dejar cocer otros 5 minutos aproximadamente. Quitar del fuego y añadir, mezclando bien hasta amalgamar los ingredientes, las avellanas picadas gruesas con el cuchillo y el queso de cabra.
  1. Extender la masa con un espesor de 3/4 mm, colocarla en la bandeja, agujerear la superficie con el tenedor. Para finalizar colocar el relleno en su interior y decorar la superficie con figuras obtenidas de las partes sobrantes de masa. Añadir las semillas de lino y untar con un pincel un poco de aceite en las decoraciones de masa de la superficie.
  2. Hornear en el horno precalentado a 180° durante 30/40 minutos, hasta que la masa esté bien dorada.

Autora y fotógrafa del blog: rossellavenezia.com

Rosella es mitad de las Marcas y mitad de Lucania. Vive en Roma, pero viaja muy a menudo, por lo que siempre está maleta y cámara en mano. Es arquitecta, fotógrafa, autora, cocinera y tiene una especial vocación por el paisaje y el medio ambiente. Ama explorar las relaciones entre la comida y su tierra de origen, y preparar platos que le recuerdan su infancia y las muchas mujeres de su familia, que han contribuido a su amor por la cocina. Respeta mucho los ingredientes naturales y cree firmemente en el papel que tienen la cocina y las personas en la protección y la conservación del entorno en que vivimos. Tiene una pasión (no muy secreta) por la pastelería y por la panificación. Ama escribir (¡además de leer!), pero sobre todo, y desde niña, ama hablar. Comparte sus aventuras gastronómicas y no gastronómicas en su blog: Vaniglia, storie di cucina.